jueves, 26 de noviembre de 2015

80 aniversario del Consejo regulador en El Corral de la Morería






Ya tenemos nuestras notas de cata- elaboradas por los generosos Jesús Yraola y Luis Vida- de los vinos que el CRDO Jerez embotelló con motivo del 80 aniverasario del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez – Xérès - Sherry, celebrado junto a Los Generosos en el Corral de la Morería.

1. Manzanilla de Sanlúcar. Bodegas Barbadillo.

Una selección de la enóloga Montse Molina a partir de botas de la Bodega La Arboledilla, “la Catedral de la Manzanilla” con sus 200 años de edad y un microclima perfecto para la crianza biológica. Olores a flores blancas (camomila) con ligeros tonos marinos, de hierbas balsámicas y un gran repertorio de sensaciones de levadura de velo. En boca es muy fresca, ligera y fácil de beber, aunque consistente y compleja, con posgusto marino (algas). Es una manzanilla de alegría y muy buen comienzo de cata.

2. Fino. Bodegas Lustau.


La crianza bajo velo de levadura es intensa en la nariz y muestra de forma clara el acento del Puerto de Santa María, a bajamar, hierba recién cortada y petróleo. Tiene una boca de buena acidez, con cuerpo, llena, gruesa, muy racial y verdaderamente seca y armoniosa gracias a una textura perfecta en la que se siente la bota. Larguísimo posgusto que vuelve a marcar velo de flor y un elegante fondo calizo.





3. Amontillado viejísimo de bodegas Garvey

Un vino que sobrepasa los 30 años de edad y que, por tanto, entraría en la categoría VORS, elaborado a partir de las soleras del fino San Patricio, pero del de entonces. Alta intensidad de paladar, con suavidad, sin ser hiriente ni punzante, donde se entremezclan los aromas de la crianza biológica y las maderas nobles (avellanas, tabaco). Boca seca pero con un toque ligeramente goloso que le da cuerpo y la alarga. En el posgusto los sabores a mar son intensos: algas, berberechos… Es un vino con nervio, inquieto, cambiante, que termina con una evocación mineral limpia.





4. Palo Cortado de Williams & Humbert


Un vino algo más joven que procede de las criaderas del Dos Cortados, evoca su estilo y marca ese toque láctico, de mantequilla y pan tostado, tan típico de la casa. Los frutos secos evolucionan en la copa a aromas más complejos: nueces verdes, vainillas, cacao y un fondo de curry. En boca tiene buena acidez, con cuerpo, estilo amable y un largo posgusto en el que el cacao, la vainilla y el curry permanecen.

5. Oloroso VORS Bodegas Urium

Un vino verdaderamente viejo de una de las casas más nuevas que se asientan en Jerez. Sorprendió su nariz suave, compleja y noble, con aromas de tabaco, vainilla, avellana, maderas añejas (olor a ermita) con un fondo de caramelo y toffee. En el paladar tiene buena acidez, con un toque goloso tenue que le da vida, volumen sin excesos de peso, buen posgusto a caramelo de vainilla y una gran armonía. Es un oloroso “fino” de textura plenamente sedosa y gran altura que complació a todo el mundo.






6. PX Bodegas Dios Baco


Aromas de pasas, chocolate puro, maderas nobles, toffee, tostados…El paladar es dulce pero con una buena acidez que, asociada a unas interesantes notas balsámicas, casi mentoladas, de “after-eight”, le otorgan un placentero recorrido de boca, nada empalagoso y muy vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada